viernes, 29 de mayo de 2015

Vete, amor



Vete, amor, del alto trono,
aléjate de tu puesto,
no lo dejes mal compuesto
con tu brutal abandono.

Mata célere el encono
que me esclaviza dispuesto
a deshonrar con un gesto
todo el honor que perdono.

Aviva esta llama ardiente
que de ti tan penitente
arde en inútil hoguera

o acorta pronto la espera
de este afecto inconsecuente
de justa y digna manera.

1 comentario:

  1. Por tu diario he pasado
    y he leído alguna cosa,
    más, te digo es hermosa
    en verdad me ha gustado,
    por su estilo delicado
    y su forma cadenciosa.

    Un abrazo desde la Mancha de:
    joanmoypra

    ResponderEliminar