miércoles, 13 de mayo de 2015

Embarca mi ilusión




Embarca mi ilusión en tu grandeza,
entre olas de crespón del mar devotas,
y conduce mis aguerridas flotas
allá donde el orto se despereza.

No se demuestre victoria a flaqueza
con cumplidos lejanos, en derrotas,
mas con todas esas muestras ignotas
del amor, esclavas en su entereza.

¡Ah, rebelde mirar de honda negrura,
del sentir que no mata por su ausencia
y que el último suspiro me apura
revestido de abulia y de inclemencia!

Si probara en mi lecho esa blandura
que acrece tanta continua impaciencia,
no de otro demandara su ternura,
sino de ti por tu aguda conciencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario