martes, 14 de abril de 2015

A una ajorca


 
Oro fúlgido del griego
metal y arcano recuerdo
que nació en el aro cuerdo
de esta ajorca que aquí agrego,

gusto eres en que congrego
lo que tanto en ti concuerdo:
que bien pende del izquierdo
brazo tu arduo y fiel despego.

Tú, de Micenas o Creta,
traes memorias gloriosas
de lo antiguo y extinguido,

y sin fútil estafeta
rememorarme así osas
el honor vano y perdido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario